Hora de apoyar a Vera Sharav… Lo impensable en Nuremberg – ¡Otra vez!

Por Senta Depuydt, cofundadora de CHD Europe

Un grave incidente tuvo lugar en Nuremberg la semana pasada. Siéntete libre de compartir esta información. Este tipo de abuso no debe ser tolerado.

Vera Sharav, nacida judía rumana [ciudadana estadounidense, residente en Nueva York] , sobreviviente del Holocausto y fundadora de Alliance for Human Research Protection, una organización dedicada a proteger a las víctimas de ensayos ‘clínicos’, fue la invitada de honor en una ceremonia que marcó el 75avo del Código de Nuremberg. Los organizadores tuvieron que prometer que no se haría ninguna referencia a las campañas de vacunación en curso ni a la crisis del coronavirus, ya que las autoridades consideran tales comparaciones como una ofensa a la memoria de las víctimas de los experimentos nazis.

Vera Sharav fue deportada a un campo de concentración en 1941. Su padre murió allí después de solo unos meses. Ella misma sobrevivió al hambre durante tres años antes de ser evacuada, con otros niños, en 1944. Cuatro años más tarde, finalmente se reunió con su madre.

Este evento fue la primera visita de Vera Sharav a Alemania desde el final de la guerra, y ella fue allí no sin temor. Sin embargo, hizo el viaje desde Nueva York, creyendo que era su deber recordar a la gente la importancia de respetar la ética médica y los derechos humanos de las personas, que son los pilares de nuestras sociedades democráticas.

Si alguien tiene derecho a hablar libremente en este contexto, es Vera Sharav. Y, sin embargo, sucedió lo impensable.

La ciudad de Nuremberg ni siquiera se molestó en participar en la conmemoración. Incluso toleró -por no decir alentó- una “contramanifestación de grupos ciudadanos” contraria a los ‘comentarios revisionistas que minimizan el sufrimiento de las víctimas del Holocausto’ y también declaraciones atribuidas a asociaciones que critican las medidas sanitarias ante la pandemia. Sobre todo, sin embargo, al día siguiente, un periódico local, el ‘ Nuremberger Nachrichten’ , se atrevió a acusar a la Sra. Sharav de haber contribuido a tales delitos comparando las campañas de vacunación con los crímenes nazis.

Esto no solo es escandaloso, sino que queda muy claro en su discurso que se trata de una grave interpretación errónea de lo que dijo. Más que hablar de nazismo, Vera Sharav denunció la eugenesia, una ideología perversa implementada con la participación de las autoridades científicas y médicas de la época. Recordando que los judíos fueron primero excluidos de la vida social con el pretexto de ser vectores de enfermedades antes de ser encerrados en guetos ‘por razones de higiene pública’, destacó el hecho de que la preparación para el Holocausto había comenzado más de una década antes con discriminación y progresismo, supresión de derechos y libertades bajo el manto de la ‘pseudociencia’. Un hecho desconocido o quizás olvidado es que las políticas de eugenesia se implementaron mucho antes de la guerra. En Alemania, los médicos del gobierno sacrificaron a miles de niños alemanes, huérfanos y discapacitados, antes de eliminar a los ancianos de las residencias por considerarlos “bocas inútiles” que alimentar. En los Estados Unidos, las personas con discapacidades mentales o físicas y ciertos grupos étnicos en una situación desesperada fueron víctimas de campañas de esterilización forzada. La práctica continuó en la década de 1980.  

Entonces sí, como dijo Vera Sharav, el Código de Nuremberg es principalmente una salvaguarda para las generaciones futuras. Fue escrito para ser seguido con el fin de evitar que la ciencia y la medicina se utilicen nunca más para políticas autoritarias, discriminatorias y eugenésicas. Es por esto que ha sido incluida total o parcialmente en las constituciones o textos de varias naciones. Y es por eso que su discurso ‘Nunca más es ahora’ es una advertencia contra los caminos peligrosos que están tomando hoy nuestros gobiernos actuales.  

Pero en 2022, esto no se puede decir en Nuremberg. 

Por supuesto, no todos comparten esa opinión, y es comprensible que otros médicos u organizaciones se sorprendan por la mención de las similitudes entre los excesos de la época y las medidas de crisis sanitaria de hoy. Sin embargo, si el objetivo es honrar la memoria de las víctimas y el espíritu de Nuremberg, ¿no deberíamos trabajar por un diálogo sobre estos temas y respetar la identidad y las opiniones de los demás? 

En cambio, las noticias locales optaron por censurar y denigrar a esta gran dama. Sorprendentemente, incluso se rebajó tanto como para llamar a Vera Sharav una ‘rumana, presentada como una superviviente del Holocausto’. De repente, el judío ya no es judío. Ella es ‘solo’ rumana. Y se la ‘presenta como una superviviente del Holocausto, como si fuera una farsa, como si se negaran a reconocer por lo que ella había pasado. Finalmente, también se ignoró el hecho de que Vera Sharav ha trabajado toda su vida para preservar el respeto a la ética médica y para proteger a los más débiles… Esto es un golpe bajo, un golpe muy bajo.

Dos días después, estaba previsto que Vera Sharav hablara en una manifestación en Múnich. Sin palabras, no tenía nada más que decir.

Para honrar el coraje y la acción de esta valiente dama y garantizar que se respeten nuestros derechos, comparta este artículo. “Nunca más es ahora”.

Discurso de Vera Sharav (video + transcripción)

Sitio web de Vera Sharav.

Sitio web dedicado a la Conmemoración – 75 Aniversario del Código de Nuremberg.

Please read our Re-publishing Guidelines.


Message from RFK
X
Share via
Copy link
Powered by Social Snap