Una carta a Andrew Hill por la Dra. Tess Lawrie

En octubre de 2020 se encargó al Dr. Andrew Hill que informara a la Organización Mundial de la Salud sobre las docenas de nuevos estudios de todo el mundo que sugerían que la ivermectina podría ser un tratamiento notablemente seguro y eficaz para el COVID-19.

Pero el 18 de enero de 2021, el Dr. Hill publicó sus conclusiones en un servidor de preimpresión. Sus métodos carecían de rigor, la revisión era de baja calidad y los resultados extremadamente positivos sobre la ivermectina se contradecían con la conclusión. Al final, el Dr. Hill aconsejó que «la ivermectina debe ser validada en ensayos aleatorios más amplios y adecuadamente controlados antes de que los resultados sean suficientes para su revisión por parte de las autoridades reguladoras».

El investigador que buscaba una recomendación global sobre la ivermectina había recomendado en cambio que no se utilizara. A continuación se produjo una avalancha mediática contra el medicamento. ¿Cuáles fueron las razones del Dr. Hill para hacerlo? ¿Estaban justificadas sus conclusiones? ¿O hubo fuerzas externas que influyeron en su cambio de rumbo?

Un año después, esta película de ‘Oracle Films’ recuerda exactamente lo que ocurrió desde la perspectiva de alguien que lo vivió en primera persona: la Dra. Tess Lawrie; también cuenta con las aportaciones del Dr. Pierre Kory y el Dr. Paul Marik, que trabajaron estrechamente con el Dr. Hill durante el mismo periodo.

Please read our Re-publishing Guidelines.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

63 + = 67

Message from RFK
Share via
Copy link
Powered by Social Snap